Digital Worker

Taller Digital Worker

La experiencia de teletrabajo tomó a muchas personas desprevenidas, y cuando hay algo nuevo tratamos de imitar y acomodarnos. Con profundo asombro noto cómo se intenta trasladar las prácticas del trabajo presencial al virtual, hay una gran distancia entre ambos modelos. En ThinkQualiy integramos elementos y herramientas que mejoren la experiencia en teletrabajo, que le permitan ahorrar tiempo para permitirse un espacio de desarrollo personal.

En ThinkQuality estructuramos el taller Digital Worker, en este espacio se trabajan 3 frentes fundamentales:

  • Efectividad, aprendemos a configurar un espacio de co-work que permita gestionar los entornos síncronos y asíncronos de interacción entre los miembros de un equipo de trabajo o de la propia organización. Exploramos una plataforma que facilita la comunicación a través de chats o transmisiones en vivo y que permite gestionar de forma orquestada los accesos a otros espacios de gestión, por ejemplo tareas o avances.
  • Agilidad, es el mindset que impulse un entorno de continuo aprendizaje, exploración y co-construcción iterativa. Descubrir formas para mejorar la productividad, la priorización y a través de un entorno colaborativo maximizar los beneficios.
  • Experiencia positiva, el teletrabajo es un desafío de organización, de equilibrio personal, laboral, mental y físico. La creación de acuerdos, ventanas de disponibilidad y una adecuada gestión de objetivos y entregables serán los principales elementos a resolver.

Si quieres mejorar tu experiencia en teletrabajo, consulta con nosotros.

Experiencia en Teletrabajo

Navegando en la red nos encontramos con esta experiencia que compartimos:

«No paro de pensar, que a pesar de no poder salir y lo difícil de tener que ocuparme de las cosas de la casa más de lo habitual, esto se parece mucho más a la vida que quisiera llevar que la que llevaba. Sin estar apurado, sin llegar nunca tarde a ningún lado, sin el estrés de la competencia, sin la presión por ser alguien. Pasando tiempo con mis hijos como nunca, trabajando máximo 6 horas por día en bloques de dos horas con pausas de dos a tres horas en el medio, sin despertador obligatorio para levantarme, con tiempo para comer tranquilos. La verdad, mas que nunca, me doy cuenta lo esclavos que vivimos de tener que sí o sí ganar dinero, ahorrar y producir por exigencia de la sociedad y un ideal de consumo y no por mero placer o búsqueda de crecimiento genuino».

Mariano Bilinkis

¿Necesitas Ayuda?
Contenidos